Siga este camino: ¡el camino más saludable!

Caminar es una de las cosas más fáciles que podemos hacer para mantener nuestros cuerpos sanos y en forma. Sin embargo, incluso una actividad considerada como “de bajo impacto” como caminar puede causar estrés y daño a nuestros cuerpos. Si está pensando seriamente en caminar, entonces también debe pensar sobre las mejores formas de hacerlo.

De acuerdo con la Mayo Clinic y otros sitios de asesoramiento de salud como Medicine.net, existen algunas precauciones que debe tomar para caminar de manera cómoda y segura, sin importar su edad, peso o condición.

  1. Siempre consulte con su médico, especialmente si está “en riesgo” de sufrir ciertas afecciones. Si tiene un nivel bajo de azúcar en la sangre o si tiene problemas cardíacos o pulmonares, se recomienda encarecidamente que busque asesoramiento sobre la mejor forma de caminar, la duración de sus caminatas y los síntomas que debe monitorear para detectar problemas.
  2. Utilice los accesorios correctos. Para mantener sus pies en buenas condiciones es necesario utilizar un buen par de zapatos cómodos con un arco fuerte, un talón firme y buena flexibilidad en general. Nada matará su entusiasmo por caminar más rápido que sufrir de ampollas y calambres. Además, asegúrese de reemplazar sus zapatos cada 4 a 6 meses. Una vez que pierdan su amortiguación y soporte, comienza a correr riesgo de sufrir daños.
  3. Estar en buena forma. Se recomienda calentar antes de caminar, estirar las pantorrillas y los muslos para despertarlos y comenzar poco a poco hasta alcanzar su ritmo normal. Una vez que comience a caminar, balancee los brazos para ayudar a su paso, mantenga la cabeza erguida, el abdomen plano y los dedos de los pies estirados. Caminar “correctamente” puede requerir algo de práctica, pero se convertirá en algo natural antes de lo que se imagina.
  4. Esté preparado. Durante los meses más cálidos, lleve agua o una bebida nutritiva consigo para mantenerse hidratado. Use protección solar adecuada, como un sombrero o bloqueador solar durante el verano, lleve capas de ropa durante los meses más fríos para mantenerse abrigado sin sobrecalentarse. Camine por la mañana o por la tarde en el verano y alrededor del mediodía en el invierno.

Sobre todo, manténgase comprometido y determinado a ser saludable. Cambie su rutina si comienza a aburrirse o busque un compañero si necesita motivación adicional. Un poco de esfuerzo puede hacer la diferencia para mantenerlo en forma y saludable.

#SomosMax