Cómo la N-acetilcisteína beneficia al cuerpo

Nuestros cuerpos necesitan ciertos nutrientes y compuestos para funcionar. Muchas veces, no podemos obtener lo que necesitamos directamente del medio ambiente, por lo que nuestro cuerpo absorbe ciertos compuestos y nutrientes para hacer lo que necesita.

Un ejemplo de esto es cómo el cuerpo actúa para crear glutatión. El glutatión es considerado el “antioxidante maestro” porque funciona para reciclar y refrescar todos los otros antioxidantes en nuestro cuerpo, los cuales combaten el estrés oxidativo y otras influencias dañinas y atacantes como los radicales libres, las toxinas químicas y los metales pesados.

La mayor parte del glutatión de nuestros cuerpos se crea a partir de diferentes compuestos, uno de los más efectivos es la cisteína acetilada. También conocida como NAC, la N-acetilcisteína proviene del importante aminoácido L-cisteína y se ha demostrado que tiene un impacto positivo en el hígado y el sistema respiratorio.

NAC a menudo se prescribe a personas que han estado expuestas a ciertas toxinas, ya que se ha demostrado que reabastece las reservas de glutatión de quienes tomaron una sobredosis de paracetamol y también mejora el estado del glutatión de los glóbulos rojos de las personas expuestas al plomo.

Si está buscando aumentar el nivel de glutatión de su cuerpo, una fórmula que contenga NAC podría ser una excelente opción.

#SomosMax