El antioxidante más poderoso del mundo se encuentra en nosotros mismos

Puede sonar como una enseñanza budista, pero en este caso es absolutamente cierto que nuestra mayor fuente de fortaleza, cuando se trata de combatir el envejecimiento, el estrés oxidativo y las toxinas, se encuentra en nuestro cuerpo.

Esto se debe a una molécula llamada glutatión, químicamente conocida como GSH.

De acuerdo con investigaciones clínicas, el glutatión es el compuesto de tiol “más abundante” Y el antioxidante “más importante” producido dentro de las células del cuerpo. Se produce principalmente en el hígado y juega un papel clave en el desarrollo y reparación de los tejidos, en la fabricación de sustancias químicas y proteínas necesarias para el cuerpo y en el apoyo al sistema inmunitario.

Si bien el glutatión está presente en todas las células del cuerpo, es extremadamente difícil suplementar su consumo, a diferencia de como lo haría con las vitaminas u otros nutrientes adicionales. El proceso digestivo descompone el glutatión en componentes inutilizables antes de que pueda llegar a las células, lo que hace que el consumo oral sea casi imposible.

La administración intravenosa es posible y efectiva, pero está disponible solo en un consultorio médico, y puede ser costosa, y solo para personas que sufren deficiencias graves debido a una enfermedad.

Lo que se puede hacer para apoyar la producción de glutatión del cuerpo es proporcionar apoyo adicional para ayudarlo a producir glutatión. De la misma manera en que proporcionaría un fertilizante de plantas y agua para potenciar el cultivo de flores o vegetales, puede proporcionar los recursos necesarios a su cuerpo para producir más glutatión.

Uno de los principales componentes del glutatión es la cisteína, un aminoácido que se puede encontrar en varias frutas y verduras saludables. Sin embargo, al igual que el glutatión en sí, la cisteína se descompone dentro del tracto digestivo y con frecuencia no sobrevive a la preparación de los alimentos.

La administración directa de suplementos de cisteína a menudo es la mejor manera de proporcionarle a su cuerpo los recursos que necesita para continuar produciendo esta molécula esencial. Ya sea a través de una fórmula de N-acetilcisteína o una tecnología patentada como Riboceína™, usted tiene el poder para garantizar la salud y el bienestar de su cuerpo.

#SomosMax

Compartir esta publicación: